Cargando...

Nos gastamos miles de millones en intervenciones médicas de poco valor terapéutico, quitando dinero para cuidados sociales de mayor valor terapéutico

Francia retira fármacos destinados a ralentizar el Alzheimer.

Tras la evidencia clínica que muestra que estos fármacos es más que dudosa, el Gobierno galo ha decido retirarlos. Se ha visto que estos medicamentos tienen una elevada tasa de efectos secundarios que superan a los posibles beneficios.
Además, suponen un gran coste a las arcas públicas. Dinero que podría ser utilizado para la mejora del bienestar de estos pacientes. Donde no habría efectos secundarios adversos, sólo beneficios.
Aunque se trata de una medida impopular tanto dentro como fuera de la comunidad científica, la Ministra de Sanidad lo tiene claro. Ante un fármaco cuestionado, ¿no es más humano, realista y efectivo priorizar la calidad de vida de los pacientes en las fases más avanzadas de la enfermedad, una fase en las que la necesidad de los pacientes con demencia no suele estar cubiertas?
Este ahorro de dinero público mejoraría sustancialmente la vida hospitalaria de estos pacientes que cuando son ingresados por patologías comunes, las medidas para facilitar su cuidado son prácticamente inexistentes: casi nada está pensado para responder al enfermo y a los acompañantes.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto