Cargando...

La belleza femenina no predice mayor fertilidad

En este artículo, se examina la "hipótesis de la fertilidad", la idea de que ciertas formas corporales son atractivas porque predicen de manera confiable una mayor fertilidad. 

Es una idea que, anteriormente, ha sido aceptada por varios investigadores.
En países más ricos, las mujeres consideradas más atractivas son aquellas con IMC más bajo, con cantidades reducidas de grasa, concretamente con un IMC de 17, resultado de encuestas.

Sin embargo, los niveles bajos de la hormona de las células grasas (leptina) están asociados con amenorrea e infertilidad.

En sociedades en desarrollo, una revisión de 144 estudios encontró que los IMC más altos era preferidos por los hombres.

En contraste con el patrón en mujeres en países más desarrollados, los IMC de las mujeres tienden a permanecer bajos, y a menudo disminuyen con la edad y la fertilidad, sugiriendo que los recursos de grasa, reproductivamente relevantes, se agotan por reproducción. 

Por lo tanto, las mujeres con un IMC más alto, de lo que es típico en sus poblaciones, tienden a tener más hijos.

En todos los estudios que muestran un efecto estadísticamente significativo, las atractivas formas corporales de países desarrollados, están asociadas con una baja fertilidad. Esto se aplica a todos los elementos clave del éxito reproductivo femenino: duración reproductiva, fecundidad, nacimientos vivos y supervivencia infantil.

Pero si las mujeres más atractivas no tienen mejor salud y fertilidad, ¿por qué los hombres tienen esa preferencia? 
Una posibilidad surge de la observación de que el IMC de las mujeres y el ratio cintura/cadera son predictores confiables de la edad. Más jóvenes, con un alto valor reproductivo.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto