Cargando...

Los oncólogos australianos los primeros del mundo (que sepamos) en pedir ejercicio físico como parte del protocolo en cáncer

La Sociedad de Oncología Clínica de Australia (COSA) es el
máximo organismo nacional representativo de la salud multidisciplinar.

La investigación clínica ha establecido que el ejercicio físico es seguro y eficaz para contrarrestar muchos de los efectos físicos y psicológicos adversos en el cáncer. Atenúa la fatiga, alivia la angustia psicológica y mejora la calidad de vida.
También contribuye a disminuir la gravedad de otros efectos secundarios adversos y se asocia con riesgo reducido de desarrollar nuevos cánceres y condiciones comórbidas tales como enfermedades cardiovasculares, diabetes y osteoporosis.
Posicionamiento de la Sociedad de Oncología Clínica de Australia sobre el ejercicio en el cuidado del cáncer es claro:
- Todas las personas con cáncer deben evitar la inactividad y
volver a realizar sus actividades después del diagnóstico.
- Al menos 150 minutos de intensidad moderada o 75 minutos de
ejercicio aeróbico de intensidad vigorosa (caminar, trotar,
bicicleta,nadar) cada semana; y dos a tres sesiones de
ejercicios de fuerza.
- Las recomendaciones de ejercicio deben adaptarse a las
necesidades y habilidades del individuo.
- Los fisiólogos y fisioterapeutas son los profesionales más
adecuados para prescribir el ejercicio físico.

Todos los profesionales de la salud involucrados en el cuidado de personas con cáncer tienen un papel importante en la promoción de estas recomendaciones.


Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto