Cargando...

Explicación evolutiva de las pesadillas

Millones de personas sufren trastornos del sueño como insomnio y terrores nocturnos.

Los comportamientos y cogniciones adoptados por el individuo para lidiar con el insomnio y pesadillas en estado agudo pueden conducir a su cronicidad.

Varios autores diferentes han sugerido que los trastornos del sueño mencionados anteriormente pueden haber tenido una función de supervivencia en nuestro pasado ancestral. Una respuesta adaptativa al estrés real o percibido caracteriza a estos trastornos, mientras que el fracaso de la extinción del miedo y el retorno a la seguridad explicaría su fase persistente. Se trataría de una disfunción en los recuerdos.

En las sociedades primitivas existía la necesidad de mantener un estado de hipervigilancia: posibles ataques por parte de los animales salvajes, tribus hostiles..

Aunque esa época ya ha pasado, el origen relacionado con la amenaza de la agresión es universal y atemporal, donde el mecanismo responsable tiene como objetivo la supervivencia.

Estudios electroencefalográficos y cognitivos aportan pruebas de esta función adaptativa.

La Teoría de Simulación de Amenazas postula que la función evolutiva de soñar es permitir una simulación selectiva, fuera de línea de eventos amenazantes, que promuevan el desarrollo de habilidades para evitar amenazas en la vida de vigilia.
Fenomenológicamente, se ha demostrado que ser perseguido o atacado es el marco central más típico de pesadillas en todo el mundo, lo que respalda la universalidad de las experiencias amenazadoras en los sueños. Desde el punto de vista neurofisiológico, un sistema de simulación de amenazas, principalmente servido por una amígdala activada en el sueño REM, sería responsable de las experiencias amenazadoras realistas y de comportamiento en el sueño real, que conduciría a un mejor desempeño en situaciones de la vida real.

En un estudio de 127 participantes se vio que aquellos con mayor incidencia de miedo en sus sueños mostraron una respuesta reducida en la ínsula, la amígdala y el nervio central, a los estímulos que provocan miedo, mientras están despiertos.
Los sujetos con pesadillas más ocurrentes tienen mejores procesos de regulación de la emoción y una mayor actividad de la corteza prefrontal medial. Ejercen un control inhibitorio sobre la expresión del miedo.

Aunque ahora no nos atacaría un animal salvaje mientras dormimos, estamos expuestos a situaciones que durante la vigilia nos generan ansiedad. Las soluciones inicialmente adaptativas de nuestro pasado ancestral y sus "homólogos" modernos, activarían automáticamente los mismos sistemas de "lucha o huida".

Soñar puede servir para simular respuestas a los eventos que amenazan en un entorno totalmente seguro y, al hacerlo, ayudaría al individuo a responder de manera adecuada y eficiente a los eventos peligrosos de la vida real.

INSTITUTO DE CIENCIAS DE NUTRICIÓN Y SALUD
c/Madrid 18. Las Rozas de Madrid 28231, Madrid.
  91 199 94 64 / 699 52 61 33 / 639 07 20 87
  699 52 61 33 / 639 07 20 87
SOBRE NOSOTROS
En ICNS te garantizamos la mejor formación privada, práctica, pedagógica y cercana, poniendo a tu disposición los métodos educativos y los mejores medios de enseñanza, siempre en constante innovación. Todo nuestro personal docente está formado por profesionales de reconocido prestigio clínico y profesores universitarios.

Con nosotros se han formado alumnos de todas las profesiones sanitarias: médicos, dietistas-nutricionistas, técnicos superiores en dietética, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, dentistas, licenciados en actividad física y deporte, farmacéuticos, así como otros profesionales científicos y de otra índole.
Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto