Cargando...

Los panfletos de cáncer de mama no son honestos exponiendo beneficios y daños.

La comunicación sobre mamografías es poco fiable, los beneficios se exageran y los daños se minimizan. Se utilizan varias técnicas de persuasión. Estos incluyen el uso del término “prevención” en lugar de “detección precoz”, lo que sugiere erróneamente que las pruebas de detección reducen las probabilidades de contraer cáncer. Si se detecta, significa que el cáncer ya está ahi, por tanto no se previene.

La reducción de la mortalidad por cáncer por sí sola no puede probar que salve vidas, ya que la causa de muerte puede ser una clasificación sistemática errónea. Se antepone el riesgo relativo en lugar de absoluto, lo que indica falsamente beneficios sobre la mortalidad absoluta (número de mujeres totales vivas con y sin mamografías). El tratamiento posterior al diagnóstico puede aumentar la mortalidad por otras causas debido a los efectos tóxicos del sobretratamiento.

Prasad y colegas, afirman que si no estamos seguros de los beneficios, no podemos dar consentimiento informado. No sólo los pacientes carecen de información honesta, los médicos también. En una muestra en EE. UU, el 47% de los 412 médicos, pensaban erróneamente que sí salvan vidas.

La información por tanto es deshonesta con las mujeres.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto