Cargando...

Tras subir un selfie, las chicas documentan peor estado de ánimo y peor percepción de su imagen corporal

La evidencia emergente proporciona información sobre los efectos que los comportamientos de las redes sociales pueden tener en los usuarios. Por un lado, el uso de las redes sociales puede ser beneficioso, ya que permite una mayor conexión con otros, lo que lleva a una mayor sensación de bienestar.

Por otro lado, el uso de las redes sociales puede llevar a una preocupación y un enfoque en la apariencia física, que puede reflejar baja autoestima.

Las redes sociales son un catalizador importante la insatisfacción generalizada del cuerpo y el peso entre las niñas y las mujeres ya que brindan la oportunidad para la comparación social, así como la exposición a expectativas de belleza poco realistas.

Los datos son preocupantes, ya que la alta insatisfacción corporal entre las mujeres es un factor de riesgo primario para el desarrollo de trastornos de la alimentación y se correlaciona con una baja autoestima y depresión.

Los participantes del estudios que no utilizaron retoques en sus selfies se sintieron más ansiosos, menos seguros y menos atractivos físicamente.

Las preocupaciones por la apariencia aumentan cuando las mujeres interactúan y construyen sus perfiles de redes sociales. Incluso después de los retoques, el nivel de autoconfianza es bajo.

Los selfies tienen un efecto dañino en la imagen corporal y el estado de ánimo.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto