Cargando...

La formación de nuevas neuronas ocurre en el hipocampo durante toda la vida y tiene relevancia funcional.

Las nuevas neuronas pueden diferir en su respuesta a las influencias ambientales y factores modificadores de la enfermedad en diversos momentos de la vida, lo que también tiene implicaciones funcionales. 

Un estudio histórico en 2013 midió la concentración de la prueba de bombas nucleares derivada de 14C en el ADN y encontró evidencia del nacimiento de hasta 700 neuronas nuevas cada día en el hipocampo humano adulto correspondiente a una tasa de rotación anual de 1.75%.

Un desarrollo defectuoso de la neurogénesis durante la adolescencia es un factor que contribuye al inicio y al desarrollo de trastornos neuropsiquiátricos. Las influencias (reguladores positivos y negativos) extrínsecas que influyen en el desarrollo del cerebro durante esta etapa son el estrés, el alcohol y el ejercicio.
Investigaciones recientes, que se llevaron a cabo bajo condiciones controladas para el procesamiento de tejido postmortem y el momento de la fijación, demostraron que existen neuronas inmaduras en el giro dentado de humanos de hasta 90 años.
En una cohorte de 18 participantes con una edad media de 90,6 años se demostró que tanto las células progenitoras neuronales como los neuroblastos se identificaron en los hipocampos, aunque con una gran variación entre sujetos. Curiosamente, el estado cognitivo se correlacionó positivamente con el número de neuronas recién nacidas identificadas en estos sujetos.

Además de estar involucrada en el aprendizaje y la memoria, se ha demostrado que la neurogénesis adulta desempeña un papel en la regulación del estado de ánimo y, en particular, en la acción antidepresiva.
Los pacientes que sufren un trastorno depresivo mayor han presentado reducciones en el volumen del hipocampo, lo que puede reflejar reducciones en la neurogénesis.

Se teoriza con que existe un equilibrio fino entre la neurodegeneración y la neuroregeneración, y bajo condiciones de patología, el equilibrio se altera y se manifiesta una enfermedad.
Si resulta correcta, en combinación con los hallazgos sobre el alto potencial de las estrategias basadas en células madre para el tratamiento de los trastornos neurodegenerativos relacionados con la edad, la hipótesis de la neurogénesis adulta es válida.

Una clave para los nuevos enfoques terapéuticos en el tratamiento de trastornos neurodegenerativos relacionados con la edad.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto