Cargando...

La obesidad altera la respuesta sintética de la proteína muscular a la nutrición y el ejercicio.

La obesidad se caracteriza por varias alteraciones bien conocidas en el metabolismo de los macronutrientes en el músculo esquelético que produce una regulación alterada de la glucosa en la sangre y los lípidos. 
La sensibilidad a la insulina o la inflamación pueden afectar las respuestas sintéticas de las proteínas musculares. 
El músculo de los individuos con obesidad parece ser resistente a la acción anabólica de los regímenes de ejercicio dirigido y la ingesta de proteínas en comparación con los adultos de peso normal. Esto sugiere una mayor señalización anabólica basal.

Para que el músculo esquelético retenga su capacidad para la actividad física y el metabolismo de los macronutrientes, su cantidad de proteínas y su composición deben mantenerse a través de la degradación y la resíntesis eficientes para la homeostasis tisular adecuada.
Los datos emergentes han revelado que la obesidad también puede alterar negativamente el recambio de proteínas musculares, o la descomposición y reconstrucción de proteínas funcionales, siendo las proteínas miofibrilares particularmente susceptibles a la resistencia anabólica. 

Dada la naturaleza dinámica de los eventos de señalización anabólica y el transporte de nutrientes, cualquier cambio físico o bioquímico en el músculo esquelético de personas con obesidad que interfiere con estos procesos intracelulares podría contribuir en última instancia a la desregulación de la síntesis de proteínas musculares.
La señalización anabólica alterada relacionada con la resistencia a la insulina, la acumulación de lípidos y/o la inflamación sistémica/muscular son probablemente la raíz de la resistencia anabólica de las tasas de síntesis de proteínas musculares con la obesidad.

Los datos resultados de esta investigación muestran que el ejercicio físico potencia las tasas de síntesis de proteínas musculares en comparación con la alimentación sola en hombres jóvenes y adultos de peso saludable, un efecto que puede persistir hasta 2 días. También, una mayor proteína dietética (> 1.2 g/kg/día) ayuda a preservar las tasas de síntesis de proteínas musculares durante la pérdida de peso.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto