Cargando...

Glicosilación: pieza clave en el desarrollo y terapia del cáncer

Los glicanos son cadenas de carbohidratos (incluidos en el grupo de los glucanos) que controlan y definen procesos moleculares, celulares, de tejidos, órganos y sistemas biológicos que son cruciales en las funciones fisiológicas, y por tanto, cuando existen alteraciones en la biosíntesis de glucanos, puede desarrollarse la enfermedad, como el cáncer.

Funcionalmente, los glicanos controlan o afectan varios aspectos de la biología de las células cancerosas, desde la adhesión celular, las interacciones de la matriz extracelular, la señalización y proliferación celular y la proximidad y comunicación distal. En estos procesos biológicos subyacen características críticas del cáncer, como invasión, angiogénesis, modulación inmune y formación de metástasis.

Interferir en la glicosilación de las células cancerosas mediante enzimas o inhibidos pueden reprimir las características oncogénicas de las células tumores. Interferir con la glicosilación o las lectinas inmunes puede modular la respuesta inmune de los pacientes al disminuir la capacidad de evasión inmune de las células cancerosas.

La detección de glucanos y glicoconjugados (polisacáridos unidos a proteínas o péptidos) específicos del cáncer promete dar como resultado un biomarcador, mejorando sensibilidad y especificidad del tratamiento. Además, el bloqueo del eje de la glicina-selectina en un prometedor tratamiento antimetastásico.

La biosíntesis de glucanos, proteínas de unión al glicano, y sus mecanismos de reconocimiento están preparados para ser una fuente importante de objetivos farmacológicos para el cáncer.

Instagram ICNS Instituto Twitter ICNS Instituto Facebook ICNS Instituto