Cargando...

Erich Fromm, Del tener al ser

Erich Fromm (1900-1980) fue psicoanalista y filósofo, siendo uno de los exponentes de la Escuela de Frankfurt. En su obra Del tener al ser, el autor nos describe la sociedad industrial construida bajo el ideal de consumo, tergiversando tanto el concepto de libertad, como el concepto de razón, los cuales pasan a ser simples instrumentos para fines económicos.

Sobre la libertad

"El hombre-masa está muy socializado pero también está muy solo". Cuanto más desaparece la libertad, más se habla de ella, y esto es característico de nuestra sociedad industrial. El hecho de que las personas busquen su individualidad en su tatuaje, o en su corte de pelo, no muestra otra cosa que la pérdida de esa individualidad. Las personas, para no sentirse muchedumbre, buscan desesperadamente su ser en lo trivial, y lo banal pasa a ser lo más importante de la persona. En la sociedad industrial se cambia el propio significado de la libertad, desde libertad de voluntad, a una mera "libertad del capricho", reducida a elegir entre un producto u otro que nos ofrece la sociedad industrial.

Poco importa en la sociedad industrial la persona sabia, y la amable, si no ha conseguido el éxito. La persona exitosa en la sociedad industrial es la oportunista, no aquella caracterizada por virtud alguna. La persona "que no se ha convertido en cosa, no puede por menos que sentirse sola, impotente, aislada en la sociedad de hoy". Describe Fromm la neurosis que experimenta el cuerdo en una sociedad loca. Incluso la psicología, nos dice Fromm, se convierte a veces en un chismorreo interno enmascarado. Lo que llamamos razón "no hace más que justificarse cuando cree decir la verdad".

Podríamos añadir que la propia democracia-espectáculo promueve una percepción sobredimensionada de la autoimportancia en el individuo, y de su influencia en la vida política, que es mero control estadístico de masas. "El hombre medio de hoy piensa muy poco por sí mismo. Recuerda los datos que le han expuesto los centros de enseñanza y los medios de difusión". Esto nos lleva a otro punto que aleja a las personas del ser, que es entregarse a la ociosidad y la vulgaridad, productos de consumo para anular la consciencia de las personas.

Ocio y vulgaridad

Buda advertía sobre no entrar en aquello que aleja a las personas del conocimiento y la iluminación "no entraré en esa baja especie de conversación que es vulgar". Fromm está de acuerdo que lo "tópico, vulgar, mediocre e insignificante" aleja del ser. La sociedad industrial promueve la ociosidad como aspiración suprema: "de la maquina se ha derivado el ideal de pereza absoluta, el horror a cualquier esfuerzo". Nos dice Fromm que esto acaba siendo "una fobia" de la persona. Cuando mirarse el ombligo es transformado en ideal de vida "del profesor que insiste en el trabajo se dice que es autoritario". Añado que es exactamente esa fobia al esfuerzo de la que habla Fromm la que está llevando a millones de jóvenes en todo el mundo a tratamiento psicológico. Se le llamará "ansiedad", "déficit de serotonina" o lo que quiera el márketing biomédico de la sociedad industrial. No es eso el problema real. Toda neurosis, es una reacción al hecho de que la persona no ha resuelto el problema de vivir, nos dice Fromm.

La gente busca respuestas, "pero quiere que sean fáciles de aprender, que exijan poco esfuerzo o ninguno, y que den rápidos resultados".

¿Del tener al aparentar tener?

Con la sociedad industrial, lo importante no es el uso de las cosas, lo importante es simplemente poseer. Con la producción de novedad tras novedad, los objetos pierden su valor funcional, y se quiere poseer una cosa, y al poco ya ha perdido el valor y se desea la siguiente. La persona como individuo no puede defenderse, dado que el aparato sugestionador de la sociedad lo atiborra de ideas y necesidades que lo alejan de ser ella misma. Sin embargo, como mostraba Debord, aún más importante que tener, es participar del espectáculo y la exhibición que se realiza con ellos. "Se defiende la comercialización de todos los valores, el espíritu de la falsedad publicitaria", y añade Fromm, "casi no quedan palabras que no hayan sido comercializadas, corrompidas ni maltratadas".

Esto implica a la sociedad industrial, pero también a la persona. "Todo el mundo trata de justificar las malas acciones e intenciones aparentando que son nobles y benéficas". Pocas frases describen mejor la vida humana que esta. Habla Fromm de la importancia de saber ver la insinceridad detrás de la aparente amabilidad que muestran muchas personas, el ego voraz del quejica y del victimista, y la manipulación del narcisista mediante el encanto.

El hombre puede ser esclavo sin estar encadenado, nos dice Fromm. Las cadenas visibles se ven, las personas son conscientes de ellas, e incluso pueden romperse. Pero las cadenas de la sociedad industrial no se ven, y las personas no son conscientes de que existen. Podemos pensar en las invisibles cadenas de algoritmos del mundo que nos espera. La autoridad directa que ejercía el rey, el jefe, etc, no ha desaparecido, es disfrazada por la racionalización en la estructura de la organización técnica, consistente con las tesis de Max Weber. El Estado, dice Fromm, "convence al individuo de que es libre, y de que todo se hace en su interés". Sin embargo, debido al aumento de capacidad técnica y económica e industrial de la burocracia estatal, "el individuo ha llegado a ser más débil que nunca, pero no es consciente de su debilidad".

La mayoría de las personas "no pueden soportar un desengaño sin solución positiva. Simplemente, no escucharán, no comprenderán". La fe, el amor y la esperanza no pueden nublar de ver la realidad, como le sucede a muchas personas que evitan lo que les incomoda. Ni Buda, ni los profetas, ni Jesús evitaban enfrentarse a la realidad, siendo más bien obstinados que no respetaban a los poderosos por el simple hecho de tener poder sobre las personas.

"Podrá darse uno cuenta de que no puede cambiar las cosas, pero habrá conseguido vivir y morir como un hombre, no como un borrego". Erich Fromm.

Citar como: Bordallo. A. Revisión de Del tener al ser, de Erich Fromm. ICNS. Accesible en https://www.icns.es/articulo_erich-fromm-del-tener-al-ser

Copyright© ICNS Instituto
INSTITUTO DE CIENCIAS DE NUTRICIÓN Y SALUD
c/Madrid 18. Las Rozas de Madrid 28231, Madrid.
  91 853 25 99 / 699 52 61 33
  699 52 61 33
CONTACTO
c/Madrid 18. Las Rozas de Madrid, 28231, Madrid.
  91 853 25 99 / 699 52 61 33
  699 52 61 33